Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando acepta nuestra AVISO LEGAL - CONDICIONES DE MATRICULACIÓN - POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Euroinnova Business School

Criogenia

Master cursos online Euroinnova

Cursos de Criogenia

Si quieres especializarte en la aplicación de las técnicas de criogenia para completar tu formación o mejorar tu desarrollo profesional, no dejes de consultar los cursos online de criogenia que Euroinnova Formación pone a tu disposición. Gracias a estos cursos homologados de criogenia conocerás todos los detalles que debes tener en cuenta en relación a los principales gases empleados, los diferentes equipos de criogenia según sus propiedades, los elementos de seguridad más importantes en la industria de la criogenia, la realización de soldaduras y fabricación de elementos de conservación, etc.

Se conoce como criogenia al conjunto de técnicas que se emplean en el ámbito científico e industrial para enfriar rápidamente un material a la temperatura de ebullición del nitrógeno, o incluso a temperaturas más bajas. Para alcanzar esta temperatura, concretamente estamos hablando de temperaturas de -195 °C e inferiores, se sumerge el material en cuestión en un recipiente con nitrógeno líquido. A veces la criogenia utiliza como elemento criogenización helio líquido en lugar de nitrógeno líquido,  ya que de esta forma se pueden alcanzar hasta los −268,93 °C, temperatura de ebullición del helio líquido.

La criogenia se utiliza con mucha frecuencia en aquellas tecnologías que presentan una gran dependencia de la superconductividad, ya que todos los superconductores conocidos a día de son solamente lo son a bajas temperaturas. De hecho, la temperatura más alta a la que puede trabajar un superconductor conocidos es de −138,15 °C, aunque lo habitual es que sean mucho más bajas incluso. Un ejemplo de aplicación tecnológica de la criogenia se da en los aparatos de resonancia magnética nuclear que se emplean en medicina. Para que los imanes superconductores que albergan puedan trabajar en la temperatura adecuada para mantener su superconductividad se requiere del uso de técnicas de criogenia. La criogenia es un área de especialización de interés para los encargados de la instalacion y mantenimiento de sistemas de electromedicina que desean ampliar sus conocimientos para mejorar su desempeño laboral, por la especial relevancia que tienen estas técnicas sobre su ámbito profesional. Otra aplicación científica de la criogenia sería en el campo de la investigación, pues se requiere del uso de temperaturas extremadamente bajas para que los efectos de la mecánica cuántica puedan ser observados, medidos y estudiados en cuerpos macroscópicos. Para ello, es necesario emplear técnicas muy avanzadas de criogenia, como refrigeradores de dilución y desimanación adiabática que permiten alcanzar temperaturas muy próximas al cero absoluto, es decir, −273,15 °C. En el ámbito del laboratorio, especialmente en el laboratorio clínico, la criogenia se utiliza para mantener muestras a una temperatura que evite su descomposición, alteración o contaminación. Es por eso que el especialista en laboratorio clinico también debe conocer la aplicación de las técnicas de criogenia para el correcto desarrollo de su carrera profesional.

Es muy habitual emplear erróneamente el término criogenia cuando realmente se quiere hablar de criónica o criopreservación, que serían aquellas técnicas empleadas con la finalidad de preservar a temperaturas muy bajas el cuerpo de animales o personas legalmente muertas, para poder realizar una reanimación cuando la ciencia y la tecnología tengan los medios y herramientas necesarias para revertir el proceso de criónica y dar solución a todo tipo de enfermedades. Ya existen compañías en Estados Unidos que se dedican a emplear este tipo de técnicas conocidas de forma equívoca como criogenia, llevando a cabo la criopreservación de cuerpos, cabezas o ADN de origen humano. Los familiares o incluso el propio fallecido antes de su muerto abonan grandes sumas de dinero para someterse a este tipo de conservación de la base biológica, con la esperanza de que en un futuro la compañía cuente con el conocimiento adecuado para realizar la reanimación ya sea por medios mecánicos o cibernéticos. Por su parte, el personal de las conocidas como empresas de criogenia (realmente son empresas de criónica o criopreservación) se compromete tanto ante la ley como ante los propios consumidores a cumplir los acuerdos establecidos por contrato.

Si quieres formarte en el ámbito de la criogenia, Euroinnova Formación cuenta con el curso de postgrado en criogenia, cálculos de equipos y recipientes a presión, con el que recibirás un título Expedido por Euroinnova, Acreditado por la Comisión Internacional de Formación de la UNESCO, Certificado en Calidad por AENOR y Avalado por la Escuela Superior de Cualificaciones Profesionales como escuela Acreditada para la impartición de Formación Superior de Postgrado, con el que podrás acreditar la formación recibida en una entrevista de trabajo. Gracias a este curso de criogenia conocerás en detalle cuáles son los principales gases empleados para llevar a cabo estas técnicas, así como los diferentes equipos empleados en criogenia según sus propiedades, los elementos de seguridad más importantes en la industria de la criogenia, la realización de soldaduras y fabricación de elementos de conservación, los cálculos que deben realizarse en torno a la presión de los recipientes empleados para que el proceso funcione correctamente, etc. No esperes más y solicita información sin compromiso sobre el curso de criogenia de Euroinnova Formación y comienza a completar tu formación para acceder con garantías al mercado laboral.

La criogenia también puede ser utilizada en el mundo de la restauración y de la gastronomía. En la restauración la criogenia se utiliza durante el proceso de congelado de alimentos, mediante la aplicación de nitrógeno, esta técnica se puede utilizar con diferentes intereses, en primer lugar la criogenia es utilizada para congelar alimentos y diferentes productos para su conservación y eliminación de la actividad bacteriana. Al congelar los alimentos rápidamente a través de la criogenización se produce un menos deterioro de los alimentos que si la congelación fuera más prolongada.

Otro aspecto de la criogenización dentro del mundo de la gastronomía es a través de la cocción en frio de los alimentos, da unos resultados más sorprendentes, además los procesos bacterianos se reducen y la comida resulta más saludable. La intención de la cocción en frio es que el interior de la pieza este cocinado a una temperatura habitual, mientras que el exterior se mantiene congelado y con una textura crujiente. De esta forma se enfrían los alimentos de forma rápida y natural sin afectar al sabor ni al olor de los alimentos.

RELLENA TUS DATOS Y RECIBE INFORMACIÓN GRATIS